Es un método de diagnóstico que sirve para que tu médico pueda observar de manera amplificada tu cuello uterino, vagina, vulva, es decir los órganos genitales, con el fin de identificar zonas de riesgo que presenten llagas, lesiones, pólipos o crecimientos de masa anormales, que podrían transformarse en cáncer o Virus del Papiloma Humano (VPH) más adelante. Tú médico podrá observar tu cuello uterino y vagina de manera ampliada a través del colposcopio para tomar algunas muestras de células o secreciones que le parezcan sospechosas, las cuales serán enviadas a un laboratorio clínico para su análisis. Cabe mencionar que el colposcopio es un instrumento que se encontrará cerca de la mesa de exploración y que en ningún momento ingresará en tu cuerpo.

¿Cómo prepararte antes de la prueba?

  • Abstenerse de mantener relaciones sexuales cinco días antes de la prueba.
  • No realizarse duchas vaginales tres días antes de la prueba.
  • No haber aplicado ninguna clase de medicamento vía vaginal, cremas, espermicidas, lociones, cinco días antes de la prueba.
  • No encontrarse en su periodo menstrual o bien, realizársela 5 días después del último sangrado.

¿Duele realizarse una colposcopia?

No es un método que cause dolor. Es importante que durante la examinación te relajes, debido a que esto facilitara el trabajo de tu médico y hará el procedimiento menos molesto.

Importancia de la Colposcopia

Es útil para un diagnóstico temprano de cáncer, también para detectar algunas enfermedades de transmisión sexual y/o lesiones en una etapa inicial. Este estudio nos permite detectar lesiones que con un simple examen de rutina no serían halladas. En conjunto con el papanicolaou, la colposcopía es un método indispensable en la rutina de la mujer actual, ya que es útil para un diagnóstico temprano, certero y tratable. Por ello, lo más recomendable es realizarse el Papanicolaou y Colposcopía 1 vez al año.

Skip to content
Hecho con por MANU