Las infecciones vaginales (o vaginitis) se manifiestan con la  irritación de la vagina o de la vulva, como resultado de una alteración del equilibrio químico de las bacterias que normalmente están presentes en su interior. También puede deberse a una reacción a productos irritantes, falta o exceso de higiene, cambios hormonales, relaciones sexuales o alergias a ciertos medicamentos.

Síntomas de las Infecciones Vaginales

  • Comezón constante.
  • Ardor al orinar.
  • Flujo vaginal espeso y con mal olor.
  • En ocasiones, dolor vaginal con sangrado leve al tener relaciones sexuales.

Tipos de Infecciones Vaginales

Entre las infecciones vaginales más comunes se encuentran:

Infecciones por reacción alérgica

Se trata de una irritación por uso de productos como jabones perfumados, desodorantes íntimos, preservativos, espermicidas, por usar ropa íntima confeccionada con tejidos sintéticos, ropa muy ajustada en la zona de la ingle, etc.

Candidiasis vaginal

Es un hongo (levadura) característico por generar un intenso picor, secreción blanquecina pastosa y enrojecimiento de la vagina.

Chlamydia (Clamidia)

Infección bacteriana que se contagia a través del contacto sexual con personas ya infectadas. Esta infección es peligrosa porque puede permanecer sin presentar síntomas y al no tratarla, deriva en una enfermedad inflamatoria pélvica.

Tricomoniasis

Se trata de una infección de intensidad moderada muy común, producida por microorganismos que llegan al tejido vaginal por contacto sexual. La infección se caracteriza por secreciones vaginales de mal olor, picazón y dolor al orinar. Suele ser causante de partos prematuros y partos riesgosos.

Enfermedades de transmisión sexual

Se trata de virus transmitidos por vía sexual, como el herpes simple (VHS), el cual produce inflamaciones y ampollas agrupadas generalmente en la boca, nariz y zona de los genitales.

Alteraciones hormonales

Como los que se producen después del parto o durante la menopausia y originan vaginitis atrófica, la cual está asociada a una disminución del nivel de estrógenos. Al reducirse el nivel de estrógenos, se adelgaza el tejido de la vagina y esta pierde también la capacidad de lubricarse, por lo que se presenta irritación y sequedad.

Skip to content
Hecho con por MANU